El color de las auroras


Por Antonio Ontangas Jarque

Muchos son los que soñamos con la posibilidad de contemplar las auroras boreales en alguna ocasión durante nuestra vida. Yo pude cumplir este sueño en Marzo de 2013, pero en cierta manera fue un sueño incompleto. Sí, fue incompleto porque pude ver las auroras danzando y serpenteando en la mayor parte de una bóveda celeste llena de estrellas, pero no pude disfrutar de los espectaculares colores del que todo el mundo habla. Pude comprobar que esos bellos colores salían perfectamente en las fotografías de larga exposición, pero también que mis ojos eran incapaces de verlos, sólo veía diferentes tonos de grises que en laguna ocasión viraban de una manera muy tenue hacia el verde.
En vista de que la actividad solar continuó durante el año 2014 volví a Laponia en marzo de ese año con el fin de verlas en color. La verdad es que fue bastante decepcionante. Ese año puede comprobar lo difícil que puede ser contemplarlas, todas las noches cubierto y la noche que estuvo bastante despejado, aparecieron unos breves instantes y con muy poca intensidad, pero se vieron verdes. Esto me animó a volverlo a intentar en 2015 ya que continuaba una actividad solar de cierta magnitud.
En marzo de 2015 regresé a Laponia y en concreto en los días del equinoccio de primavera. Fue impresionante, la primera noche a las pocas horas de llegar a Saariselkä nada más salir al exterior y mirar al cielo, una aurora sobre mi cabeza que cruzaba el cielo de este a oeste y era verde, se veía perfectamente el color verde, a los pocos instantes, hacia el oeste apareció otra muy alargada y serpenteante con un intenso color verde en la parte superior, un color como magenta en medio y un blanco intenso en la parte inferior. Era cierto, los colores de las auroras además de verse en fotografías de larga exposición, también se podían contemplar a simple vista. Eso sí, mi experiencia me dice que han de ser auroras intensas. Esa noche, al igual que las siguientes, hubo tormentas solares de cierta intensidad con índices Kp5, Kp6 y Kp7, lo que me permitió disfrutar de las auroras boreales y sus colores, además de un frío intenso de hasta -15 ºC..
Las imágenes que muestro a continuación corresponden a esas tres noches de intensa actividad auroral y en las que pude disfrutar, por fin, del bello colorido de las auroras boreales.
Están tomadas desde la localidad de Saariselkä (Finlandia) los días 19 (fotos 1 a 10), 21 (foto 11) y 22 (foto 12) de marzo de 2015.

Foto 1-



Foto 2-



Foto 3-



Foto 4-



Foto 5-



Foto 6-



Foto 7-



Foto 8-



Foto 9-



Foto 10-



Foto 11-



Foto 12-